“Vamos a defender el territorio con el cuerpo y con nuestra vida”

Lic-Sin

El territorio de la comunidad comechingón Lic- Sin se encuentra avasallado. El fin de semana pasado se enfrentaron a un intento de desalojo. La falta de legislación indígena en Córdoba afecta a los territorios ancestrales.

Lic-Sin significa “entre árboles” o “entre montes”. Lic-sin es una comunidad indígena del pueblo kamichingón que habita desde hace milenios en la región de Calamuchita. “La comunidad se encuentra integrada por cuatro familias que nos autorreconocemos como originarios. La familia es mucho más grande pero de a poco todxs nos vamos reconociendo. Nuestra comunidad comenzó a reorganizarse en el año 2012”, dice Natalia Hochea, mujer originaria, vocera y representante de la comunidad.

Lic- Sin a pesar de vivir un tiempo de alegría como es la reorganización como comunidad, también se encuentra en defensa de su territorio ancestral. Realidad que comparte con un gran número de comunidades indígenas de este país que conocemos como Argentina.

“El territorio se encuentra en el paraje Cerro San Lorenzo, a 12 kilómetros de Río los Sauces y a 30 kilómetros de la localidad de Berrotarán. El año pasado intentaron apropiarse de nuestro territorio, entramos en juicio con abogados de por medio. Pensamos que todo seguía en manos de la justicia pero el fin de semana pasado vivimos una situación crítica y angustiante que fue que intentaron despojarnos de nuestro territorio”, explica Natalia con la voz entrecortada.

-¿Cómo comienza este conflicto?

-Todo comienza porque mis abuelxs se atrasaron con algunos impuestos. Nosotrxs entonces decidimos ponernos al día y hoy por suerte estamos al día. Sin embargo, siempre hay gente que quiere tomar ventaja en esto, ya que ven a la tierra como mercancía. Entonces al enterarse de que teníamos deudas, aprovecharon y comienzan con todo un proceso para arremeternos y despojarnos del territorio. Antes la gente vendía y compraba de palabra, tenía mucho valor la palabra. Hoy todo eso cambió. Aprovechan esta oportunidad, sobretodo con lxs ancianxs para amedrentarlxs, violentarlxs y desalojarlxs. Por eso hoy vemos poca gente en el campo.

-El fin de semana pasado, la comunidad vivió un nuevo hecho de violencia.

-Así es. Mis padres ya no viven allí de forma permanente por falta de trabajo. Sin embargo, nosotrxs vamos bastante al territorio. El día sábado llegamos allí y nos encontramos con un candado en la tranquera, carteles por todos lados que decían “Prohibido Pasar, Propiedad Privada”. Nos agarró mucha desesperación y rompimos los candados e ingresamos. A medida que caminábamos seguían apareciendo más carteles y en la casa añeja de mi bisabuela que tiene más de 100 años rompieron puertas como si las hubieran agarrado a patadas, destruyeron todo. Luego, cuando entramos a la casa notamos que nos habían robado cosas y materiales de construcción porque estamos arreglando nuestra querida casita. Sentimos mucho dolor, ¿cómo se les ocurre hacer algo así?

-¿Pudieron hablar en alguna oportunidad con la gente que intenta desalojarlxs?

-Sí, eso fue el día lunes. Nos enteramos que esta gente estaba yendo nuevamente a nuestro territorio así que decidimos ir a hablar directamente con ellxs. Sin embargo, cuando llegan, lo primero que hacen es querer echarnos, nos dicen que estábamos violando propiedad privada, que todo lo que veíamos era de su propiedad porque tenían los papeles. Fue muy angustiante porque cada vez se ponían más violentxs y gritaban.

-Pero se trata de un territorio milenario.

-No les importó que sea ancestral. En el lugar podés encontrar morteros, aleros que muestran que estamos pisando territorio indígena. Tenemos documentación que refleja el proceso de resistencia de nuestrxs abuelxs contra la invasión. Son nuestra familia porque nosotrxs continuamos con prácticas que se fueron transmitiendo de generación en generación como es el llamado al viento,  el cuidado del monte, la medicina natural, los fogones en fechas particulares, ceremonias y ofrendas a la tierra, el cuidado de lxs animalxs. Lo que más bronca nos dio es que comenzaron a burlarse de nosotrxs diciéndonos que ‘a esto lo vamos a resolver como civilizadxs y no como indixs’.  Sabemos que si ellxs ingresan se termina nuestro monte, la devastación que hace el blanco con nuestros lugares, por eso lo vamos a defender con el cuerpo y hasta con la vida si es necesario. En ese territorio nosotrxs aprendimos a caminar.

-Esta problemática se profundiza porque Córdoba carece de una legislación indígena que contemple lo territorial y/o que se adecúe a la ley nacional 26.160 en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan los pueblos. En ese sentido, las comunidades en la provincia se encuentran en una posición desigual frente al negociado por ejemplo inmobiliario que busca la manera de apropiarse de tierras.

-Necesitamos una legislación que reconozca a los territorios como ancestrales, no como reservas o cualquier otra cosa. Los territorios tienen historia, tienen vida. Es importante tener una legislación que nos defienda. Somos lxs que habitamos el territorio, hemos nacido y criado en el lugar. Sabemos del respeto y es una forma de transmitirlo a las futuras generaciones: cómo le pedimos permiso al monte para que nos dé su medicina, alimento y lo cuidamos todo el tiempo. Sin embargo, hay mucha gente que no lo entiende y se burla.

Antes de finalizar nuestra conversación, Natalia nos pide que compartamos un mensaje. Se trata de un fragmento de la canción “Proclama” de Tamara Castro: soy la sangre, la raza, la historia, yo soy la memoria que sale a pelear por aquellxs abuelxs dormidxs que desde la tierra sus fuerzas me dan. Soy un grito que toma conciencia, no busco clemencia ni pido piedad, solo quiero cuidar esta herencia que ayer mis ancestrxs supieron legar.  Según la comunidad, la canción representa la esperanza, el sentido de lucha y el autorreconocimiento que asumieron. “Esa canción nos acompaña siempre porque trae un mensaje que nos fortalece espiritualmente”, concluye.

Anuncios

Publicado el agosto 19, 2015 en Comunidades de Córdoba, Noticias, Uncategorized y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. ramon aldo rivas

    Los territorios aborigenes estan excentos de impuestos POR ley

  1. Pingback: Intentan desalojar comunidad comechingón en Calamuchita | Caminante Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: